Volver a los detalles del artículo Bitácora de lo político. El secreto entre la razón de Estado y la ilustración